PARTE VI: Inversiones en el Yoga Trapecio

por Lucas Rockwood de YOGABODY Fitness

Las inversiones son conocidas como las “reinas” de las posturas debido a sus múltiples beneficios. No obstante, quienes acaban de empezar con el yoga o con este tipo de posturas, pueden encontrarlas un poco desafiantes. La mayoría permanece solo unos segundos en inversión durante las clases, sin aprovechar al máximo los beneficios que ofrecen las permanencias más prolongadas.

El Yoga Trapecio es una herramienta excepcional para aprender y practicar posturas invertidas de forma segura que permite además permanecer en ellas durante más tiempo. Lo mejor es que resulta accesible incluso para principiantes. Al utilizar la fuerza de la gravedad y los estiramientos pasivos, resulta también una excelente forma de fortalecer y estirar el cuerpo de forma simultánea. Este mes exploraremos algunas divertidas y desafiantes variaciones de las clásicas extensiones de espalda.

La Paloma sobre el trapecio

En la postura de la Paloma sobre el trapecio se emplea la gravedad para obtener una profunda apertura de caderas y flexibilidad pectoral. En vez de utilizar el peso del cuerpo, como en la postura de suelo, en la Paloma sobre el trapecio se realiza una torsión con el cuerpo boca abajo, un estiramiento que resulta más sencillo y más intenso a la vez.

1. Siéntate cómodamente en el trapecio.

2. Agarra firmemente las cintas más largas.

3. Separa las piernas en forma de V, tal y como se muestra en la foto, y deslízate poco a poco hacia atrás hasta que tus brazos estén rectos.

4. Mírate los pies para controlar lo que estás haciendo y dobla la rodilla derecha, sacando la pierna por delante del trapecio para enrollar el pie en el lado contrario (ver foto).

5. Una vez te sientas cómoda aquí (puede llevarte varios días), el siguiente paso es doblar la pierna izquierda profundamente y colocar el pie izquierdo en la cara interior del codo izquierdo.

6. Por último, estírate hacia atrás y agárrate las manos, realizando la postura de la Paloma.

7. Se trata de una postura intensa, así que si no logras completar todos los pasos no te preocupes, tómate tu tiempo y avanza a tu ritmo.

8. Mantén la postura de 1 a 5 minutos, deshazla de la misma forma y después haz el otro lado.

La Navaja

La postura de la Navaja proporciona un estiramiento profundo en caderas, hombros y pecho. Si estás trabajando en la postura de la “Paloma Real” en el suelo, esta variación te resultará tremendamente útil. Es una postura muy profunda, así que sigue tu propio ritmo. Escucha a tu cuerpo y procede con cuidado.

1. Siéntate cómodamente en el trapecio.

2. Agarra firmemente las cintas más largas.

3. Separa las piernas en forma de V, tal y como se muestra en la foto, y deslízate poco a poco hacia atrás hasta que tus brazos estén rectos.

4. Flexiona bien las rodillas y baja todo lo que puedas.

5. Mira hacia arriba y eleva la pierna derecha enrollándola dos veces por fuera del lateral del trapecio (ver foto).

6. Mantén en todo momento la pierna izquierda bien flexionada. El último paso es extender los brazos hacia atrás y agarrar el tobillo izquierdo con las dos manos.

7. Empuja la pierna hacia atrás para abrir bien el pecho.

8. Respira profundamente durante 1-3 minutos.

9. Deshaz la postura de la misma forma y cambia de lado.

Lucas Rockwood

Lucas Rockwood, residente en Barcelona, es formador de profesores de yoga, emprendedor y dueño de un estudio. Es el fundador de YOGABODY NaturalsYOGABODY FitnessThe Yoga Talk Show, y Absolute Yoga Academy. Ha impartido clases a más de 10.000 alumnos y certificado a más de 10.000 profesores en 48 países. Ha sido también chef de cocina vegana y “raw”, escritor y educador. Su trabajo hasta la fecha se centra por completo en el equilibrio cuerpo-mente a través del yoga y la alimentación basada en plantas.