PARTE V: Apertura de cadera y hombros en el Yoga Trapecio

por Lucas Rockwood de YOGABODY Fitness

El Trapecio de Yoga es una excelente y poderosa herramienta terapéutica para utilizar en casa. Permite utilizar la gravedad y el peso del propio cuerpo para fortalecer el tren superior, el centro, aumentar la flexibilidad y mucho más. Este mes aprenderemos unas estupendas aperturas profundas de cadera y hombros que te darán unos resultados sorprendentes.

Postura del Diamante

Casi todo el mundo sufre de rigidez en las caderas debido a que pasamos demasiado tiempo sentados y no el suficiente de cuclillas. La postura del Diamante en el trapecio utiliza la fuerza de la gravedad para abrir las caderas en profundidad de una forma nueva y divertida. Es parecida a la postura de la mariposa que se hace en el suelo en muchas clases de yoga, la única diferencia es que la hacemos colgados del revés, por lo que te podrás relajar por completo.

1. Comienza sentándote cómodamente en el trapecio.

2. Agarra firmemente las cintas largas del trapecio y descuélgate despacio hasta que tus brazos estén rectos.

3. Coloca los pies en punta y déjate caer un poco más manteniendo un fuerte agarre. Coloca las piernas en forma de V (tal y como se muestra en la foto).

4. Para entrar en la postura del Diamante, enrolla las piernas a cada lado del trapecio y junta las plantas de los pies. Hazlo despacio y mirándote los pies.

5. Ahora coge las asas de las cintas largas y extiende los brazos. ¡Ya está!

6. Extiende los brazos como si fueran alas y siente cómo se va abriendo tu pecho. También puedes cogerte los codos por encimas de tu cabeza.

7. Respira aquí durante 1-3 minutos y después deshaz la postura elevando tu torso de nuevo lentamente.
CONSEJO: Asegúrate de que tus piernas estén firmemente enroscadas y agarra bien las cintas con las manos.

Diamante Doble Volador

El Diamante Doble Volador es una versión más profunda e intensa del Diamante. Además de proporcionar una suave apertura en las caderas, la postura también abre los hombros en profundidad, dos en uno. Se trata de una postura bastante avanzada, especialmente delicada si tienes los hombros muy rígidos, así que practica primero la postura del Diamante y continúa progresivamente hasta la postura completa.

1. Comienza sentándote cómodamente en el trapecio.

2. Coge firmemente las cintas largas del trapecio y descuélgate poco a poco hasta que tus brazos queden rectos. Distribuye el peso uniformemente.

3. Coloca los pies en punta, déjate caer un poco más, manteniendo siempre un buen agarre, y empieza a separar las piernas en forma de V (tal y como se muestra en la foto).

4. Mírate los pies, enrosca con cuidado las piernas en el trapecio y junta las plantas de los pies. Esta es la postura del Diamante.

5. A continuación desliza las manos por la cinta larga hasta coger las asas.

6. Extiende los brazos como si fueran alas y siente cómo se va abriendo tu pecho. Permanece en esta postura hasta que te encuentres lista para entrar en el Diamante Doble Volador.

7. Si te sientes cómoda, flexiona los brazos y trata de juntar manos y codos detrás de la cabeza.

8. Mantén un firme agarre. Sentirás cómo estiras los hombros en profundidad.

9. Respira aquí durante 1-3 minutos.

10. Para salir de la postura vuelve a elevar tu torso lentamente.

El Yoga Trapecio puede parecer algo muy complicado y los alumnos nuevos le suelen tener un poquito de respeto. Lo cierto es que el Trapecio es muy seguro. La clave es moverse despacio, no perder de vista los pies cuando estés boca abajo y quizás trabajar con un compañero las primeras veces mientras te vas acostumbrando a esa sensación. Entre otros beneficios, las inversiones ayudan a mejorar la circulación, a relajarse, a elevar el estado de ánimo y a incrementar la fuerza y la flexibilidad.

Lucas Rockwood

Lucas Rockwood, residente en Barcelona, es formador de profesores de yoga, emprendedor y dueño de un estudio. Es el fundador de YOGABODY NaturalsYOGABODY FitnessThe Yoga Talk Show, y Absolute Yoga Academy. Ha impartido clases a más de 10.000 alumnos y certificado a más de 10.000 profesores en 48 países. Ha sido también chef de cocina vegana y “raw”, escritor y educador. Su trabajo hasta la fecha se centra por completo en el equilibrio cuerpo-mente a través del yoga y la alimentación basada en plantas.