4 Pasos para Realizar el Equilibrio Sobre la Cabeza

Por Lucas Rockwood

El clásico equilibrio sobre la cabeza es una pose poderosa que cada estudiante puede aprender a hacer de manera suave y efectiva. Lo único necesario para aprenderla es tener paciencia y atreverse a practicarla siempre paso a paso.


Paso 1: Perro para abajo con la cabeza en el suela

  • De rodillas, agárrate los codos y pon los antebrazos en el suelo.De esta forma consigues la anchura correcta para los brazos. No dejes que se separen.
  • Entrelaza los dedos y abre las manos. Tus dedos entrelazados recogerán la parte trasera de tu cabeza en un momento.
  • Coloca la cabeza en el suelo. La cabeza deber tocar el suelo cerca de la línea del pelo (es más adentro de donde piensas), con las manos recogiendo la parte de atrás de la cabeza.
  • Con los pies juntos, haz un perro para abajo con la cabeza en el suelo.

 

Paso 2: Camina hacia adelante con los pies

  • Mantén la cabeza y brazos donde están y camina lentamente con los pies hacia tus codos.
  • Cuando hayas caminado todo lo que puedas con las piernas estiradas, para.

 

Paso 3: Lleva una pierna hacia el pecho

  • No saltes, ni hagas rebotes ni dejes tus piernas flotando en el aire. Nunca. En vez de eso, intenta simplemente llevar una pierna flexionada hacia el pecho, todo lo cerca que puedas.
  • Así, una pierna debería estar pegada al pecho mientras la otra se mantiene firme en el suelo.
  • Aguanta aquí, respira. Después cambia y repite lo mismo con la otra pierna y con control.

 

Paso 4: Flexiona las dos rodillas hacia el pecho y elévalas si puedes.

  • Cuando estés cómodo y estable en el paso 3, prueba a flexionar ambas piernas hacia el pecho al mismo tiempo y trata de quedarte ahí. Ambas piernas tocando tu pecho flexionadas en una media postura.
  • De nuevo no saltes, no hagas rebotes ni dejes tus piernas flotando en el aire. Podrías quedarte en este nivel de práctica por semanas y eso ya sería correcto.
  • Cuando te sientas cómodo en este nivel, lentamente eleva tus piernas hacia el cielo e intenta encontrar tu equilibrio. Si estabas preparado para subir, encontrarás tu equilibrio fácilmente. Si no lo encuentras, vuelve al paso anterior.
  • Para salir de la postura, flexiona las piernas y haz los pasos anteriores de manera inversa.

 

No importa lo que hayas oído. Cada alumno, edad, peso, altura, capacidad física… es apta para aprender a realizar esta postura. Verás que es sólo cuestión de práctica y paciencia y un entorno adecuado. En unas semanas, la mayoría de los alumnos llegarán al menos al paso 3 y en unas 6, la mayoría de los estudiantes podrán hacer un equilibrio sobre la cabeza completo.

 

¿Los beneficios de un equilibrio sobre la cabeza?

  • Mejora los dolores en cuello, hombros y espalda alta: Los equilibrios sobre la cabeza desarrollan nuestra fuerza y estabilidad en el cuello, hombros y espalda alta. Practicados cuidadosamente pueden ser un modo excelente de fortalecer esta región de tu cuerpo y particularmente útiles para curar lesiones o molestias en el manguito rotador.
  • Reset de nuestro humor: Después de estar boca abajo te sentirtás fresca y renovada, limpia de las cargas emocionales del día y en paz. ¿Por qué ocurre esto? No estamos seguros, pero probablemente tiene algo que ver con simplemente poner el mundo del revés.
  • Circulación / Presión sanguínea: Cuando estás boca abajo, tu presión sanguínea y patrones circulatorios cambian, y se estimula la circulación y el drenaje limfático.

 

Contraindicaciones:

  • Lesiones en espalda o cuello. Si tienes una lesión en cuello o espalda de cualquier gravedad, deberías empezar a practicar tu equilibrio sobre la cabeza con cuidado o simplemente dejarlo para más adelante. Del mismo modo en que puede ser una postura muy curativa, en el caso de algunos problemas de espalda o cuello, podría empeorarlos.
  • Hipertensión: Si tienes hipertensión, cualquier tipo de práctica invertida no es recomendable.
  • Glaucoma: El cambio en la presión sanguínea puede agravar el glaucoma. Evita esta postura si lo padeces.
  • Artritis: Si padeces artritis en la espalda, cuello, manos o muñecas, el equilibrio sobre la cabeza puede causarte problemas.

 

ATENCIÓN: NO USES LA PARED

Nunca uses la pared para aprender a hacer un equilibrio sobre la cabeza. Para otras invertidas sobre manos o antebrazos puede ser una herramienta útil pero no para el equilibrio sobre la cabeza. Es peligroso y no te ayuda. Usando la pared vas a poner demasiada presión en tu cuello antes de estar listo para ello y no vas a progresar adecuadamente. Practicando lentamente desarrollarás la fuerza de tu cuello y hombros necesarias para alcanzar la postura.

Lucas Rockwood

Lucas Rockwood, residente en Barcelona, es formador de profesores de yoga, emprendedor y dueño de un estudio. Es el fundador de YOGABODY NaturalsYOGABODY FitnessThe Yoga Talk Show, y Absolute Yoga Academy. Ha impartido clases a más de 10.000 alumnos y certificado a más de 1.000 profesores en 48 países. Ha sido también chef de cocina vegana y “raw”, escritor y educador. Su trabajo hasta la fecha se centra por completo en el equilibrio cuerpo-mente a través del yoga y la alimentación basada en plantas.