PARTE II: El Trapecio de Yoga – ¡Vamos a ponernos del revés!

por Lucas Rockwood de YOGABODY Naturals

Las posturas invertidas son algunas de las más divertidas, desafiantes y beneficiosas del yoga. Para los principiantes, las inversiones también pueden ser bastante intimidantes. Uno de los grandes beneficios del trapecio de Yoga es que permite que cualquiera pueda experimentar de forma segura y sencilla con estas posturas tan emocionantes.

En el pasado artículo, hablamos sobre los fundamentos de la “yoga invertido”. Hemos aprendido a subir y bajar del trapecio Yoga, y cómo hacer algunas posturas básicas. Hoy, vamos a llevar tu práctica al siguiente nivel.

Ponernos al revés es ideal para aliviar la tensión sobre la columna vertebral, lo que aumenta la circulación, y a la vez aumenta tu energía. Así que esta secuencia de base para hacer yoga invertido te va ayudar a mejorar tu práctica de todas las inversión en tu esterilla y además, te sentirás increíblemente bien.

Tracción Jackson

Esta es una postura muy popular en el trapecio porque te permite obtener una tracción sobre la columna vertebral de otra manera sería imposible.

1. Empieza por sentarte cómodamente en el trapecio. Coge sobre la tela más larga a cada lado, separa las piernas a lo ancho, e inclínate hacia atrás lentamente hasta que los brazos queden rectos.

2. Con las piernas abiertas como una letra “V”, mira hacia los dedos del pie y se inclínate totalmente hacia atrás.

3. Todavía mirando hacia los dedos del pie, enrosca los pies alrededor de la tela trapecio y colócalos en su sitio. Suelta la parte superior del cuerpo y agárrate los codos por encima de la cabeza. Relájate y cuélgate así hasta 7 minutos!

4. Esta es una postura básica del yoga invertido, ya que alarga la columna vertebral de forma natural y segura, usando solo la gravedad.

El Hombre Plátano

El hombre Plátano es una variación de la Tracción Jackson. La postura es genial porque es una inversión sostenida y da la ” sensación ” de que estás haciendo la vertical sobre las manos, con la seguridad y con el apoyo del trapecio. También puedes utilizar esta postura para abrir los hombros y la espalda.

Para hacer “El Hombre Plátano” correctamente, es necesario asegurarse de que el trapecio se ajusta a la altura correcta. Si la parte inferior del columpio está en el nivel de la correa de la cintura (al estar de pie ), que es la altura correcta para esta pose.

1. Siéntate en el trapecio como en la postura anterior, abre las piernas en forma de ” V ” ,e inclínate hacia atrás al igual que antes, acuérdate de mirarte los pies.

2. Esta vez, en lugar de agarrarte los codos, suelta las manos hacia abajo y coloca las palmas de las manos en el suelo.

3. Separa los dedos y presiona firmemente hacia abajo. Siente el peso del cuerpo en movimiento en las manos, pero mantén las piernas cerradas firmemente sobre la tela trapecio arriba.

4. Desde aquí, estira los brazos completamente rectos y húndete en tus hombros para que tu cuerpo se incline como un plátano. Esto es el hombre del plátano!

 

CONSEJOS DE SEGURIDAD – La clave para mantenerse a seguro mientras estás al revés es moverse lentamente. Resiste la tentación de subir o bajar rápido. En su lugar, tómate tu tiempo y se consciente de lo que está haciendo. Recuerda que estar al revés, puede ser desorientador y fácil de confundir tu pierna derecha e izquierda, y arriba y abajo.

Un truco sencillo es mirar siempre a los pies antes de moverlos. Cuando estás mirándote los pies, es fácil saber dónde tienes que ir, incluso cuando estás al revés.

Así que cuando estás bajándote, asegúrate de mirarte los pies todo el tiempo. Una vez que tengas los pies firmemente bloqueados en su sitio alrededor de la tela, entonces puedes mirar por donde quieras y moverte libremente sabiendo que estás estabilizado.

BENEFICIOS DE LAS INVERSIONES – El Trapecio de Yoga es probablemente más conocido como un dispositivo de tracción espinal. En nuestra vida de cada día, la gravedad aplasta nuestra espina dorsal, comprimiéndola y reduciendo el espacio entre nuestras vértebras. Al colgar libremente boca abajo desde las caderas, se invierte el proceso y permites que tu columna vertebral se alargue y libere. Para cualquier persona que sufra de dolor de espalda, tensión o desequilibrios musculares, esta práctica se puede sentir como un milagro.

Cuando te pones al revés, inviertes la presión de la sangre en tu cuerpo y aumentas la circulación. Esto te aporta un torrente de energía y además fortaleces tu sistema inmunológico al estimular el sistema linfático.

Como forma de ejercicio, el “Yoga de Trapecio” añade algo al yoga que a menudo falta: el movimiento de tracción. Para estar en forma, es importante empujar, tirar y sostener tu propio peso en movimientos funcionales. En las clases de yoga tradicional, hay un montón de “empujar” y “aguantar “en los posturas, pero casi no hay movimientos de tracción – y éste es de gran ayuda para crear fuerza de base funcional.

Lucas Rockwood

Lucas Rockwood, residente en Barcelona, es formador de profesores de yoga, emprendedor y dueño de un estudio. Es el fundador de YOGABODY NaturalsYOGABODY FitnessThe Yoga Talk Show, y Absolute Yoga Academy. Ha impartido clases a más de 10.000 alumnos y certificado a más de 10.000 profesores en 48 países. Ha sido también chef de cocina vegana y “raw”, escritor y educador. Su trabajo hasta la fecha se centra por completo en el equilibrio cuerpo-mente a través del yoga y la alimentación basada en plantas.